Suscríbete a esta web

Plan de Enriquecimiento



¿Ya tienes tu estrategia para conseguir la LIBERTAD FINANCIERA?


Mucha gente cree que sabe lo que tiene que hacer para conseguirla, pero no tiene definida una estrategia, márcate no solo un objetivo, sino también una ruta de trabajo a la que ceñirte, sin esta no tendrás la disciplina necesaria para conseguirla.

No es lo mismo saber que tienes que ir al gimnasio, que fijarte un calendario y un horario fijo para ir. Si no lo haces y lo sigues estrictamente no servirá de nada.


Cuando hablo de estrategia, hay que aclarar que no se trata del negocio o tipo de negocios a trabajar, sino más bien, una organización de tiempo y recursos.


Hay muchas estrategias diferentes, yo te pongo la mía, y tú puedes cogerte a ella o adaptarla a ti, pero en cualquier caso escribe en una hoja la tuya (no vale tenerla en la mente), para tenerla siempre a la vista, y no te salgas de ella.




1. Solo puedes utilizar “para vivir” el 50% de tus ingresos mensuales.

2. 10% de tus ingresos para formarte.

3. 10% ahorrar.

4. 20% aumentar tus activos.

5. 10% para caprichos.



                                      






1. 50% PARA VIVIR



Calcula la mitad de tus ingresos e haz todo lo posible por que tus gastos habituales no superen esa cantidad.



Aquí incluiremos hipoteco o alquiler, comida, luz, agua, seguros, gasolina, etc.



La mayoría de gente al ver esto piensa que es imposible, y para algunos podría serlo, pero la idea es si no llegamos a esa cantidad acercarnos lo máximo posible. Esto tampoco ha de ser para siempre, solo hasta conseguir nuestros objetivos.



Si crees que no puedes reducir tus gastos hazte estas preguntas:
¿Vives en la casa más barata de tu ciudad?
¿Tienes el coche más económico? ¿Lo usas solo para lo imprescindible?
¿Podrías ahorrar más en el tipo de comida?
¿Tienes gastos evitables? ¿bar? ¿cine? ¿ropa?





Si no llegas a ese 50%, calcula cuanto te gastas y aplica los siguientes puntos al dinero que te quede multiplicando por 2 los porcentajes, por ejemplo, si te quedan $300 al mes, calcula el 20% para los puntos 2,3 y 5, y el 40% para el punto 4.



                                




2. 10% FORMACIÓN



Cursos, masters, libros, etc…



Si te queda poco para los 4 últimos puntos, puedes aprovechar internet para buscar cursos gratuitos online, audiolibros en youtube, libros en pdf,… De este modo podrás aumentar los recursos destinados a los demás puntos.



Aunque no le destines dinero, es importante que te formes, si o si.







3. 10% AHORRAR



Si dejaras de trabajar hoy mismo, ¿Cuánto tiempo podrías vivir con lo que tienes ahorrado?

Aumentando nuestros ahorros aumentaremos también nuestro margen de riesgo para cualquier imprevisto.



Tendríamos 3 opciones: ahorrar en banco, en casa, y en materias primas no perecederas, por ejemplo, el oro.


En casa no se recomienda tener grandes cantidades.





4. 20% AUMENTAR ACTIVOS



Podríamos definir como activos todas aquellas inversiones que nos ayudan a aumentar nuestro patrimonio, por ejemplo negocios, acciones, fondos de inversión,…



No hay ningún activo que sea 100% fiable, así que lo mejor será diversificar. Que alguna inversión falle entra dentro del proceso. Si sigues una estrategia y solo arriesgas este 20% estaremos hablando de una pérdida “asumible”, pues no comprometerá su estabilidad económica.





¿y comprar una vivienda?
Dependerá de su uso. Si la compras para alquilar si sería un activo, pues aumentarás tus ingresos mensuales, salvo que pagues más de hipoteca que lo ingresado por alquiler.





Ejemplos habituales de pasivos son la vivienda habitual y los vehículos, pues en el momento de adquirirlos ya valen menos dinero y además, te suponen un gasto todos los meses.





Otro pasivo que hay que evitar a toda costa son los préstamos, si los tienes, destina parte de este porcentaje a quitártelos, pues es tan importante conseguir activos como quitarte pasivos. Si tienes varios o de grandes cantidades, incluso aconsejaría destinar el dinero de ahorro a ir cancelándolos, siempre empezando por los que tengan un interés más alto.







5. 10% DIVERSIÓN



Este punto es más importante de lo que parece, pues nos ayudará a pasar un poco más agradable este periodo de ajustes.



Una buena forma de disfrutarlo será destinándolo a visualizar nuestro futuro, por ejemplo, irse un fin de semana a una casa como la que quieres tener cuando obtengas la libertad financiera, o alquilar unas horas el coche que te quieres comprar.







Esta estrategia, según cada persona puede durar un determinado número de años, no hay plazo fijo, pero una vez tengas tu libertad financiera seguirás necesitando una estrategia fija para que tu nivel económico vaya en aumento.



Como ves, cada uno puede acoplar su situación personal a la estrategia, pero lo más importante es tenerla, coge papel y boli y escríbela YA.





MUCHOS ÉXITOS 




No hay comentarios:

Publicar un comentario